Nosotras

El juego del silencio

¿Os habéis parado a pensar lo importante que es el silencio? ¿Y cuántas veces al día conseguís estar rodeados de silencio?

20180513_121119

Mmmm… yo creo que ninguna. Ni en casa, ni en el trabajo, ni en la calle… y el nivel de estrés sigue subiendo. Nosotros, los mayores, hemos aprendido poco a poco a ir canalizado nuestros niveles de estrés pero nuestros pequeños Mundos lo tienen más difícil pues no tienen técnicas de concentración, reflexión o introspección.

Hoy os traigo “El juego del silencio”, una actividad muy sencilla para trabajar los momentos de silencio y relax. Está claro que no podemos pretender que los niños estén quietos y en silencio. En nuestro caso, con Mundo, es imposible. Los únicos momentos de inactividad que tiene en todo el día es cuando se duerme. Así que casi 14 horas al día sin parar puede resultar agotador. ¿Os apetece probar el juego del silencio? ¡Pues vamos!

Es muy sencil6lo. Normalmente se juega con más niños pero también se puede hacer sólo con uno. La base del juego es hacer un sonido acordado que indica el momento en el que empieza el silencio y en el que acabará. El tiempo de silencio lo iremos marcando según pueda aguantar el niño.

20180513_225816

Nosotras hemos probado muchas variables: cerrando los ojos, sin movernos, mirándonos y sonriendo y cogiéndonos las manos. Ésta última opción funciona muy bien porque a Mundo le relaja el contacto.

Se puede bajar un poco la luz e incluso poner música tranquila.

20180513_120957

Nos ha gustado mucho jugar y no sé por qué siempre al acabar el juego Mundo me da muchos abrazos y está muy sonriente. Más relajada y de mejor humor.  ¿Os atrevéis a probar?

 

Anuncios
DIY

Nuevas cajitas de juegos

20180328_081239

¡Hola Mundos!

¿Habéis visto qué colección tenemos ya? Hemos ampliado nuestro surtido de juegos en cajitas de lata y ¡son lo más! Nos encanta llevarlos en el bolso para pasar las esperas en algunos sitios a los que vamos y que Mundo esté entretenida.

20180328_081328

Hoy os mostramos estas tres nuevas cajitas, ¿os gustan?

La primera es un básico. Se trata de la cajita artística. Es muy fácil de hacer. La llenamos con algunas pinturas, un lápiz, una goma, sacapuntas y tiza. Pegamos un blog de post it en la parte interior de la tapa y una pegatina de pizarra en la parte delantera. ¡Ya ya tenemos un buen rato de entretenimiento!

¿Y qué me decís de este precioso mar? Están decoradas con fieltro de tonos azules tanto la caja como la tapa y los pececitos, también de fieltro, llevan un pequeño imán como ojo. La cañita de pescar lleva otro imán para poder coger los peces. ¿Qué os parece?

20180328_081457

Y por último tenemos la cajita Lego mini. La base la he pegado debajo de la tapa para que sea más fácil de montar sobre ella y no se mueva aunque estemos en la calle. Yo he elegido un jardinero en su jardín y con su mascota, un cerdito.

20180328_081622

Y además de entretenidas por dentro son preciosas por fuera.  Las compré en Aliexpress a un precio estupendo. Espero que os gusten. ¡Hasta la próxima!

Experimentos

Huevos sorpresa de hielo

Hoy os traemos una actividad muy entretenida: descubrir sorpresa dentro de unos huevos de hielo.

Es facilísima de preparar. Sólo necesitamos unos globos, agua, unos pequeños muñequitos y ¡al congelador!

20180314_131931

Para que queden bien de forma hay que evitar que se quede nada de aire dentro.

El juego es muy divertido. Tras la primera sorpresa de Mundo al verlo, enseguida los ha tocado. ¡Y menuda sorpresa! ¡Qué frío!

Enseguida ha querido sacar las sorpresas y hemos tenido que echar a volar la imaginación.

Primero ha pedido agua y al ver que iba muy despacio me ha pedido agua caliente. ¡Así sí!

Y después hemos probado con sal y también ha funcionado.

20180314_132141

Y la próxima vez probaremos con colorante y tendremos ¡huevos de hielo de colores!

 

Experimentos

Aprender experimentando

¡Hola Mundos!

¡Cómo nos gustan por aquí los experimentos…! El recurso de la sorpresa es una de las mejores formas de aprender. ¡Y divertida! Me encanta ver las caritas de Mundo de sorpresa cuando hacemos experimentos.

2018-03-02_13.51.46

Si a vosotros también os gusta aprender experimentando, aquí os dejo algunos de los experimentos que hemos hecho en casa. Seguro que los ingredientes los tenéis muy a mano así que un poquito de ganas de divertirse y… ¡a experimentar!

1. Nieve artificial:

IMG_20180104_113018_450

Uno de los experimentos que más éxito ha tenido en casa este invierno ha sido el de crear nieve artificial. La hemos hecho dos veces y en ambas Mundo se pasó largos ratos jugando. Nosotras hemos probado dos recetas:

– Para la primera receta sólo necesitamos unos pañales y agua. Hay dos formas de hacerlas. La primera vez me compliqué un poquito más: cogí los pañales, los corté y espolvoreé el polímero absorvente (un polvillo blanco) dentro de un recipiente. Después le añades agua y éste se hincha con lo que consigues una sustancia que al aspecto y al tacto son muy parecidas a la nieve. La segunda vez lo que hice fue volcar un vaso con agua dentro del pañal y cuando se pinchó lo corté y separé el plástico y el algodón del polímero que ya había absorbido el agua. ¡Mucho más fácil!

– La otra receta es mucho más sencilla: sólo tenéis que mezclar bicarbonato y agua al gusto hasta conseguir la textura que os resulte agradable. A nosotras no nos gustó demasiado esta receta porque quedaba muy húmeda.

IMG_20180104_113018_447

La primera vez que jugamos dejé que Mundo jugará libremente. Pero la segunda jugamos a esconder cosas en la nieve: primero muñequitos y después, para complicarle aún más, le escondía alubias blancas. ¡Le encantó!

2. La pimienta enemiga:

Otro invento que le encantó, aunque no no sea manipulativo, fue el de la pimienta enemiga. Es muy sencillo: colocamos medio plato hondo con agua y le echamos pimienta. Ponemos al peque una gotita de jabón en el dedo y… ¡tachán! Al tocar el agua ¡la pimienta huye! Mundo creía que tenía poderes. Jajajajja. Lo tuvimos que hacer varias veces y acabamos oliendo la pimienta (con su consecuente estornudo) y otras especias que teníamos en casa.

3. Los Lacasitos pintores

Mundo no tiene mucha paciencia así que si tiene que esperar mucho…. ¡se aburre! Al final este experimnto valió la pena por el resultado pero no le gustó esperar.

Sólo tenemos que colocar un círculo con Lacasitos  (o con jelly beans) en un plato plano e ir añadiendo agua hasta que se mojen. El colorante hará el resto: una preciosa rueda de color que quedará preciosa y colorida.

Esperamos que os hayan gustado. La próxima semana os enseñamos algunos más. ¡Hasta pronto!

 

DIY

Juegos DIY en cajitas de lata

¡Hola Mundos!

20180219_113623

Hoy os enseñamos las magníficas posibilidades que nos dan las cajitas de lata. Son famosísimas las de los caramelos Altods pero como nosotras no los comemos, lo que hicimos fue comprar estas cajitas tan monas y baratas de Aliexpress.

20180219_113451

¿Y qué hemos hecho con ellas? ¿Pues unos juegos DIY muy molones que nos podemos llevar a todas partes!

20180219_113904

Por ahora hemos hecho estos dos, pero ya tenemos más cajitas encargadas y muchas ideas para ellas.

20180219_113550

La primera cajita guarda una sorpresa que a Mundo le encantó: la camita de un ratoncito muy gracioso y bonito. El colchón lo hicimos con fieltro rosa y la sabanita con un retal de tela que teníamos en casa.  Y el ratoncito está hecho con fieltro y cosido con punto de festón. ¡Es muy fácil de hacer! Además, tenemos algunos accesorios de la muñeca Lol que usamos para nuestro ratoncito.

20180219_113531

Y la segunda cajita guarda el tradicional y entretenido juego del tres en raya. Es muy fácil de hacer: hemos dibujado las rayitas sobre una base de fieltro y hemos usado unas “piedras preciosas” de dos colores que nos dio la yaya y que guardamos para un ‘porsiacaso’.

20180219_113737

Son dos juegos ideales para llevar en el bolso cuando vamos de comida o al médico y otros lugares en los que sabemos que vamos a tener que esperar.

20180219_113814

¿Os ha gustado? Os enseñamos nuevas ideas en breve. ¡Besos!

DIY·Menú

Juegos caseros con palitos de madera

Hoy hacemos un recopilatorio de diversos juegos caseros que hemos hecho con palitos de madera de colores y pinzas.

                       
Son muy sencillos de hacer e ideales para trabajar los números, el conteo, las letras, las formas y los colores. Pero también la pinza, la motricidad fina y la concentración. ¿Te apetece descubrirlo? ¡Pues sigue leyendo!

El primero es muy sencillito para trabajar el conteo del 1 al 10. Se trata de escribir todos los numeros en un depresor excepto uno. Nuestros peques deberán encontrar el número que falta (mediante el conteo) y encontrar ese número escrito en una pinza de madera que deberán colocar en el hueco.

Seguimos trabajando con pinzas. En este caso con el objetivo de aprender las letras que conforman su propio nombre. Es muy sencillo de preparar: tenemos que escribir su nombre en una cartulina y las letras que lo forman en pinzas de madera. Así, el niño o la niña deberán colocarlas en orden sobre la cartulina. Cuando ya sepan ordenar las letras de su nombre, podemos plantear la actividad en la misma cartulina pero dándole la vuelta, sin mirar su nombre escrito, y así subir un poco el nivel.

Este tercer juego es ideal para trabajar las formas de manera progresiva. Empezaremos por el triángulo y el cuadrado y ampliaremos al rombo y el pentágono, pero más adelante.
Prepararnos tantos palitos del mismo color como lados tenga la forma que vamos a trabajar. Les ayudaremos poniendo el número de lados en los palos. Otra ayuda para los peques es empezar dándoles la forma en cartulina para que pongan los palitos a su alrededor. Este juego da muchas posibilidades puesto que se puede ir ampliando la dificultad hasta que puedan hacer las formas sin ayuda.

Seguimos con otro juego ideal para aprender los números. Éste lo hicimos para practicar del 1 al 20. Se trata del tradicional juego del bingo. Tenemos preparados varios cartones para jugar todos juntos y las bolitas con los números del 1 al 20 serán, en nuestro caso, unos círculos de fieltro pegados a un palito para que sea mucho más fácil enseñar el número a los peques para que puedan encontrarlo o no en su cartón. ¡Es un juego realmente entretenido!

Por último, otro juego tradicional, el dominó. Es un juego preparado para trabajar los colores. En el extremo de los palitos pintamos los colores como si fuesen los puntitos del dominó que después iran uniendo tal y como vaya el juego.

Espero que os hayan gustado y las pongáis en práctica porque además son ideales para llevarlas a todas partes y que los peques se entretengan.
¡Os espero en los comentarios!
Nosotras

Bienvenidos a Mi Mundo

Mundo tiene 3 años. Es una niña inquieta, muy curiosa y charlatana. Le encanta jugar (¡siempre hay tiempo para hacerlo!), aprender cosas nuevas y descubrir todo lo que le rodea. Su forma de ver la vida es mucho más sencilla que la nuestra, más divertida y más feliz. Eso es algo que he ido aprendiendo desde que nos conocimos.  Ahora Mundo quiere mostrarnos todo lo que guarda en su baúl. Desde sus ropitas favoritas hasta sus juegos, dibujos, manualidades y todo aquello que le parezca interesante. ¡Bienvenidos a nuestro baúl, Mundos!